Eskorbuto – Mucha policía, poca diversión (1983)

Eskorbuto se formó a principios de los 80 en la localidad de la margen izquierda bilbaina de Santurce, por entonces sumida en una reconversión industrial que propiciaba un panorama de paro, marginación y drogas, coincidiendo además con el clima de violencia y tensión social creado por el terrorismo independentista y su entorno social, fuertemente arraigado en la juventud vasca. Inspirados en la reciente eclosión del punk británico, el grupo pivotaba entre dos personalidades fuertes, las de Iosu (guitarra y voz) y Jualma (bajo y voz), a los que pronto se sumó el batería Pako. En su primer sencillo Mucha policía, poca diversión (1983) ya enseñan las cartas, llamando a la libertad y a la resistencia a la autoridad en un himno convertido en un clásico en fiestas de Bilbao, cerrando con Mi degeneración en alusión a los Who, uno de los grupos favoritos de Iosu. En la misma sesión también grabaron los temas Maldito país y Oh no, policía en acción, incluidos en posteriores trabajos. En verano del mismo año 1983 son parados en un desplazamiento a Madrid por agentes de la Policía Nacional, que al registrarlos y ver los títulos de sus canciones los detienen inmediatamente acusándolos de injurias contra el estado y aplicándoles la ley antiterrorista, siendo incomunicados durante 36 horas en las que reciben el apoyo de múltiples asociaciones y sectores de todo el país, pero entre los que no se encuentran las Gestoras Pro Aminstía controladas por la izquierda radical vasca. Este capítulo explica la actitud de Eskorbuto en adelante, negándose a participar en el movimiento del Rock Radical Vasco, fuertemente politizado y en manos del independistamo vasco, y saldarían cuentas pendientes en canciones como A la mierda el País Vasco, aderezada con los acordes del Cara al sol e incluida en el mini-LP Zona especial norte (1984) compartido junto a los guipuzcoanos RIP. Con los discos Eskizofrenia (1985) y especialmente Anti todo (1986) vendría su consagración, lo que les dio la oportunidad de tocar fuera de Euskadi donde estaban vetados en muchos ámbitos por la izquierda vasca, incluyendo una aparición en La bola de cristal. Tras el bajón del conceptual Los demenciales chicos acelerados (1987) y el oscuro Las más macabras de las vidas (1988), Eskorbuto parecían acabados por sus problemas de adicción a la heroína. Pero cuando nadie daba un duro por ellos resurgieron para sacar un buen disco como Demasiados enemigos (1991), su último trabajo antes del fatídico año 1992, cuando en pocos meses fallecerían Iosu y Jualma.

Mucha_policia_poca_diversion

Mucha policía, poca diversión
Spansuls
Enero 1983

1. Mucha policía, poca diversión
2. Enterrado vivo
3. Mi degeneración

Etiquetas:

About Max Power

Walk in silence...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: